Image

Evaluar las competencias matemáticas

Por: Yuly Marsela Vanegas.
Doctora en Didáctica de las Matemáticas, Universidad de Barcelona

Abstract

Con el objetivo de identificar, valorar y conocer el aprendizaje alcanzado de los alumnos, se realizan evaluaciones periódicas, ya que estas cumplen con diversas funciones, ya sea de manera social, ética política; pedagógica y profesional.

“La competencia matemática es la capacidad del individuo de formular, usar e interpretar la Matemática en una variedad de contextos. Incluye razonar matemáticamente y usar conceptos matemáticos, procedimientos, datos y herramientas para describir, explicar y predecir fenómenos. Ayuda a los individuos a reconocer el rol que la Matemática juega en el mundo, a emitir juicios bien fundados y tomar decisiones que son necesarias en su vida como ciudadanos constructivos, comprometidos y reflexivos” PISA 2012.

La evaluación es un tema de interés evidente y más aún si nos situamos en la perspectiva de las reformas educativas planteadas y desarrolladas en los últimos años. Son diversas las razones que han llevado a considerar nuevos fines para la educación, y en particular, nuevas consideraciones y desafíos para la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas, las cuales han dado lugar también a diversas reflexiones, discusiones y nuevos planteamientos acerca de la evaluación.

Un acercamiento a estos nuevos planteamientos sugiere la necesidad de interrogarnos acerca de la idea de evaluación que consideramos, y por ende plantearnos preguntas como: ¿Qué se evalúa? ¿Qué significa evaluar? ¿Por qué es importante tener finalidades / objetivos educativos para evaluar? ¿Se complementan las evaluaciones de aula con las evaluaciones masivas?, entre otras.

Las respuestas que podemos encontrar a estos cuestionamientos son diversas y múltiples, lo cual nos lleva a reafirmar la idea de que la evaluación no solamente cumple funciones de verificación de objetivos y conocimientos alcanzados, sino que cumple diversas funciones: social, ética y política; pedagógica y profesional (Giménez, 1997). En el siguiente esquema se describen algunas de las características de estas funciones.

Evaluar y evaluarse desde la competencia matemática es una práctica continuada de aprender y analizar lo que se hace en la clase de Matemáticas (Giménez y Vanegas, 2011). Esto implica:

Con base en estos marcos de referencia, se identifican y caracterizan dos espacios que permiten en distintos niveles y de diferentes maneras, describir, valorar, conocer y obtener información sobre los aprendizajes que están alcanzando o desarrollando las niñas, niños, jóvenes y adultos dentro de un sistema educativo, estos son la evaluación interna o de aula y la evaluación externa o masiva.

En cada una de estas evaluaciones, es posible analizar y monitorear los aprendizajes de los estudiantes con instrumentos, métodos y objetivos específicos diferentes, pero con un mismo propósito: dar cuenta o capturar una parte y el sentido de la realidad educativa en cuanto a los procesos de enseñanza y aprendizaje. De esta manera, tales evaluaciones no deben ser consideradas como incompatibles, sino, por el contrario, deben ser entendidas como miradas y estrategias complementarias.

Referencia bibliográfica: Giménez,J & Vanegas, Y (2011). Competencias, aprendizaje y evaluación. En: J Goñí (Coord.) Didáctica de las matemáticas. Formación del profesorado de secundaria en matemáticas (pp 75-110), Barcelona: Ministerio de Educación- Ed Graó.

Notas de Interés


Los lineamientos y los estándares

Múltiples trasformaciones en la educación en Colombia, han...

Evaluar las competencias matemáticas

Se realizan evaluaciones periódicas, ya que estas cumplen c...

La reinvención de la escuela

Parte del problema en torno al aprendizaje proviene de la as...

Sitedigital Design 2018. All Rights Reserved.Terms of Use and Privacy Policy

Image
Image